Soy donante de médula y os cuento como está siendo el proceso.

Autor: josefigueredo

Hola Shurs:

Hace unos tres años que estoy inscrito como donante de médula. Lo hice en Sevilla en el Centro de Transfusión Sanguínea. Cuando vas te avisan de la posibilidad remota de que seas compatible con un receptor ya que es muy complicado que se den los valores para que tú y otra persona seáis compatibles.

Cuando llegué me hicieron leerme en que consistirían ambos procesos de extracción de médula ya que hay dos maneras de hacerlo (y suele elegirla el equipo médico) que son:

image

  • Aféresis: Mediante inyecciones días antes de la extracción. El día de la extracción debido a las inyecciones tienes en la sangre mayor número de células madre hematopoyéticas que son las células madre que forman la sangre. Te conectan a una máquina por ambos brazos y por uno de ellos recogen tu sangre que la filtran para obtener las células madres, y por el otro te devuelven tu sangre ya filtrada.

Cabe la posibilidad de que tengas que volver un segundo día por si el número de células no fuese suficiente, aunque esto es poco probable.

  • Punción de las crestas ilíacas (huesos de la cadera): Acudes al hospital el día antes de la operación para dormir allí. El día de la donación te hacen unas punciones mediante anestesia general en las crestas ilíacas para obtener las células madres. Vuelves a dormir allí esa noche y a la mañana siguiente te dan el alta con muy pocas molestias y la posibilidad de hacer vida normal.

Bien, una vez llegué al CRT (Centro Regional de Transfusión) rellené un breve cuestionario y me extrajeron un par de tubitos de sangre y para casa…

Y nunca más se supo hasta el lunes 17 de diciembre.

Lunes 17 de diciembre:

  • Recibo una llamada del CRT en la que me dicen que cabe la posibilidad de que sea compatible con un receptor y me dicen que debería acudir a la mayor brevedad que me fuese posible al CRT a hacerme unos análisis para corroborar la compatibilidad de médula ósea. La programo para el miércoles 19 ya que me era imposible hacerlo al día siguiente.

Miércoles 19 de diciembre:

  • Acudo al CRT, me hacen un ligero cuestionario y me toman muestras de sangre (creo que unos 3 tubitos) para serología y otros análisis. Allí me comentan que haga vida normal y que si me llaman desconocen el tiempo en el que lo suelen hacer ya que eso no depende de ellos y en caso de que no seas compatible ni lo hacen. Y así paso el tiempo hasta el lunes 28 de enero.

Lunes 28 de enero:

  • Recibo una llamada de un número que no tenía en la agenda (no era oculto) y me indican que mi médula es compatible con la del receptor. Me citan para el próximo día 25 de febrero para acudir a Sevilla a hacerme el resto de pruebas, (electrocardiograma, placa torácica y algunas más) y me dicen que seguramente la donación de médula sea para los días 20/21 de marzo, ya que programan dos días en casa de que el número de células hematopoyéticas sean inferior al necesitado.

Y hasta aquí es todo por ahora, iré actualizando en breve.

Lunes 25 de febrero de 2019:

  • Hoy he tenido las últimas pruebas antes de hacer la donación el próximo día 25 de marzo. Me han hecho una placa de tórax, electrocardiograma y me han hecho más análisis de sangre. Han vuelto a explicarme en que consiste la donación por sangre periférica y además me han explicado la manera en la que al paciente se le prepara para recibir mi sangre. Por lo que me ha comentado se le da una quimioterapia para “resetear” las células del paciente y se le hace una transfusión con mi sangre (que ya contiene las células hematopoyéticas) y listo. Si todo va bien tendrá una segunda oportunidad.

Quizás la parte que menos “romántica” para algunos sea o el pincharse para sacar las células hematopoyéticas al torrente sanguíneo (2 inyecciones al día durante 4 días y medio) o la punción en la cresta ilíaca. Debo decir que a mí tampoco me hace gracia pincharme y de hecho no conozco a nadie que disfrute con esto, pero seamos realista, ¿no vale salvar una vida nueve inyecciones? A mí simplemente por quitarle el sufrimiento a la familia y al paciente me parece un peaje muy económico y no me importaría volver a pagarlo en un futuro.
Poco más por hoy, os adjunto la foto de las inyecciones que me han dado y ánimo, que salvar una vida cuesta muy poco.

Saludos, y donad sin miedo que esto no es más que unos leves pinchazos.

Domingo 24 de marzo de 2019:

Hoy es el cuarto día con la vacunas. El jueves, primer día con las vacunas, salí a correr como suelo hacer siempre y sin problema.

El viernes tuve alguna molestia leve pero poca cosa, al igual que el sábado hasta medio día. Cierto es que la tarde-noche del sábado y la madrugada han sido un poco molestas.
Dolor de huesos y dolor de cabeza, pero como dije, todo compensa por salvar una vida. Mañana tengo que acudir a hacer la donación así que os iré contando.

Lunes 25 de marzo de 2019:

Hoy ha sido el día de la donación. Llegué al hospital con mi mujer a las 8:30, me tomaron una muestra de sangre para ver el número de células hematopoyéticas, esperamos un ratin y nos llamaron para comenzar la donación. Han sido 3 horas conectado a una máquina por ambos brazos y ¿dolor? ninguno, solo la molestia de los pinchazos y poco más. La centrifugadora es la máquina a la que me conectan, y esta se queda únicamente con las células madres y me devuelve toda mi sangre.
La cantidad de la donación dependerá del peso del paciente, en mi caso era un peso algo ligero y conmoveréis en la foto, no llega ni a la mitad de la bolsa (aunque tampoco creáis que en caso contrario hubiese subido a la bolsa entera). Mañana tengo que acudir de nuevo al hospital aunque será una visita breve y sin demasiada importancia por lo que prácticamente cierro aquí mi experiencia.

Shures del mundo, de verdad, habéis seguido conmigo el proceso y muchos habréis visto que estabais equivocados en cuanto a la manera de proceder con la donación y que realmente no es como pensabais. No os voy a mentir, no me ha resultado doloroso, únicamente he estado molesto uno de los días con la vacuna mientras que por lo demás ha sido todo muy cómodo.

Soy padre, y creo que después de tener a esas dos maravillosas personas esto puede ser de lo mejor que haya hecho en mi vida. En la vida no tenemos muchas más opciones de hacer un gesto tan altruista como este, le das todo a una persona a cambio de nada… De nada dicen… No sabéis lo que me quedo yo por dentro sabiendo que hay alguien en otra parte del mundo, que está viva gracias a mí.

Si viviese, me hubiese gustado mandarle un mensaje a Pablo Raez diciéndole que él es el artífice de que una persona tenga la oportunidad de vivir ya que yo soy fruto de su legado. Él dio una visibilidad a una enfermedad que todos conocíamos pero que pocos echaban cuenta. Gracias por todo Pablo, allá donde estés, esto es gracias a ti.

Aquí me despido amigos, si a algunos de los que os habéis animado a donar a raíz de este post os llaman diciéndoos que sois compatibles con otra persona, por favor hacérmelo saber ya que me enorgullecería bastante.

Os mando un abrazo enorme

Fuente